Tributoa Layne Staley

Alrededor del 12 de Abril de 2002, el genio Layne Staley es encontrado muerto en su casa, tardaron alrededor de una semana en encontrar el cuerpo, la maldita heroina se lo llevó.

Layne llevaba ya tiempo luchando por salir de ella, tenía la ilusión de conseguirlo, y como dijo en una ocasión “esta es una guerra que tengo que librar yo solo”, y murió intentándolo.

Después de tocar en varias bandas, Junto con Jerry Cantrell en 1987 formaron Alice in Chains, el mejor grupo de “grunge” con influencias metal de la historia, tristemente eclipsado por el halo de Nirvana.

Tras morir Laney, los alice in chains se vuelven a juntar y, ¿a que no adivinais quien es el nuevo cantante?, pues el propio Jerry tornandose líder de la banda (seguro que cumplió su sueño).
Pero el caso es que los “alice in chains” actuales no son ni la sombra de lo que eran cuando vivía Layne, porque este tiene una voz prodigiosa y era un genio en cuanto a composición y “lyrics”, cosa que bajo la batuta de Jerry, los convierten en una burda “auto imitación” si se me permite la licencia.

Layne era mejor en todos los sentidos  cuyo su sufrimiento y existencialismo se ven reflejados en sus letras profundas, tristes e increíbles.

Es curioso que el último disco de “alice in chains” fue el unplugged de la MTV, el ultimo disco de nirvana tambien fue el unplugged de la MTV. Es curioso que Layne muriese el 5 de Abril, 7 años exactos despues del 5 de abril en que murió Kurt… en fin, si la muerte de Kurt me afectó personalmente bastante, la de Layne me lleva a los infiernos. Cuando mi amigo David me dio la noticia su muerte me llenó de ira el que no hubiese llegado a mi la noticia en tanto tiempo, cuando Kurt murió, el mismo día lo sabía el mundo entero…

Hoy sé que si tengo un verdadero ídolo, ese es Layne Staley. Se nos fue uno de los mejores músicos de todos los tiempos, pero siempre nos quedará su “rooster” “would” o “down in a hole”,entre muchísimos otros, en el que nos relata su angustia y sufrimiento por esta vida fugaz, canciones que siempre me pondrán el pelo de punta cuando las escuche, hasta el día que yo también abanone este mundo.

Pearl Jam en Lima

Contando las horas

No era tan difícil de creer. Cuando vi hace un par de meses cerca a la Vía Expresa el poster del “PJ20” pegado en una pared cualquiera, me cayó como un guiño del futuro a la vuelta de la esquina.

Con la noticia oficializada, se confirmaron los rumores que había venido escuchando desde marzo: noviembre, San Marcos y que la banda había especificado que la entrada más cara no debía pasar los 100 dólares (aunque igual la compañía de boletos se ha salido con la suya, no es por mucho).

Pero el 18 de noviembre no pinta para ser una fecha en que los seguidores de Pearl Jam confirmen más sospechas, sino para constatar realidades.

Su lugar como banda seminal del grunge y cómo Vedder y cía. lograron desmarcarse de la etiqueta —ya a fines de los noventa demostraban en cada nuevo disco que los rótulos siempre los tuvieron podridos— demarcan un relato atípico en el rock estadounidense.

Y el folk, punk, rock n’ roll y otras aguas que fluyen en los cauces sónicos de la banda son un referente para los que alcanzábamos la adolescencia en los noventas, el estentóreo estilo de barítono de Eddie, el bajo con guiños jazz de Ament, las guitarras zeppelinianas y hasta hard core de Gossard y McCready.

Cuento las horas para el 18 de noviembre, ha sido un sueño oír con mis patas, en manchaza y en mi ciudad a la banda que ha venido siendo banda sonora de indelebles etapas de mi vida. Que esa noche nos sea la más propicia.

Yo descubrí a Pearl Jam en un especial que vi en Canal 33 UHF, salían hablando en una escalera y cantaban “Alive”, “Jeremy” e “Evenflow”.

La Generación X

La Generación X consiste normalmente en las personas nacidas en los años 1970 y 1980, aunque se debaten las fechas exactas que definen a esta generación. También se ha definido como las personas que vivieron sus años de adolescencia en los años 1980, nacidos tras los del baby boom.
Este concepto es más cultural que demográfico, y como tal describe un periodo cultural y no el conjunto de todas las personas de todos los países del mundo que nacieron en una determinada generación.
Se define también a esta generación como aquella que ha vivido de todo: Desde las TV en blanco y negro, a los TFT más nítidos. Gente que ha jugado a las canicas y a la cuerda, y a la Playstation.
La Generación X, como muchas otras, fue definida por su música, especialmente la de tipo Indie Rock, con grupos como Sonic Youth, Pixies, Dinosaur Jr. o R.E.M. Destacó también el Punk-Rock, que, en combinación con el Hard Rock dio como resultado otro fenómeno musical y cultural importante de finales de la década de los ochenta y comienzos de los noventa, el Grunge, con grupos como Soundgarden, Alice In Chains, Mudhoney, Nirvana o Pearl Jam.